MARIANO CANEGALLO

Poesías

De rosa, rosa

 

He sido siempre

el dueño de la sombra

que, a veces, el tiempo

dibujó en las extensas

oportunidades de mi alma.

De los tantos años,

de mis días, todos…

de mis noches claras.

De tantos encuentros con

el desencuentro,

de mis madrugadas.

Siempre ha sido el tiempo

en cada momento,

y en cada mirada.

Más, nunca pensé

que un día, sin prisa,

a tu brisa fresca

sólo me enfrentara,

por un solo instante

donde, sí, es posible

y ante el brillo eterno

de la luna blanca…

¿Y no era que el tiempo vestía

el destino de cada mañana?

Si yo no quería… si yo no soñaba…

Aunque yo quisiera

escapar del tiempo

y huir de tu lado,

no puedo… No quiero,

ni buscando excusas

en la bolsa inmensa

donde guardo siempre

todas las palabras

Volver

V